GAN-NIK participa en la detección de Covid en aguas residuales de Navarra

Técnicos de GAN-NIK han sido los encargados de la recogida de muestras de aguas residuales de la Comunidad foral para detectar la presencia de material genético del SARS-C0V-2. En el proyecto también han participado las Sociedades Públicas NILSA y NASERTIC y se ha contado con el apoyo del CSIC (Centro Sociológico de Investigaciones Científicas).

Técnicos del Área de Agua de GAN-NIK comenzaron con la recogida de muestras de aguas residuales en las depuradoras de la comunidad la última semana de mayo con el fin de poner en marcha un estudio que permitiera conocer la prevalencia y concentración de RNA del SARS- COV-2 en las aguas residuales navarras.

Disponer de estos datos puede ser muy útil de cara a conocer la evolución epidemiológica ya que puede alertar de los nuevos contagios hasta con dos semanas de antelación a su detección clínica.

El informe técnico elaborado por NILSA muestra que la primera semana de agosto se produjo un cambio de tendencia. Hasta el 3 de agosto apenas hubo novedades en la detección clínica del coronavirus, con 59 nuevos casos registrados y una positividad del 5,21%. Sin embargo, desde ese día todas las muestras que se han recogido en las depuradores de Arazuri y Tudela, que abarcan el agua residual de aproximadamente el 60% de la población navarra, han dado positivo.

Mientras se siguen analizando los resultados para lograr conclusiones más significativas, el estudio evidencia “una correlación entre la evolución de la concentración en el agua residual y la evolución de la pandemia.