Se trata de una  exposición itinerante e interactiva que pretende mostrar y recoger parte de la identidad y del ADN del Pirineo y que estará, a partir del 1 de abril y durante quince días, en el Paseo del Queiles de la capital de la Ribera.

La educación ambiental y el patrimonio (natural, cultural, turístico) son los protagonistas del “Viaje al corazón del Pirineo”, la exposición que se presenta el próximo día 29 de marzo 2019 en Ripoll (Girona) recorrerá 32 etapas por Catalunya, Andorra, Aragón, Navarra y Francia entre 2019 y 2020. La primera parada del Piribús será en Tudela, localidad en la que permanecerá del 1 al 14 de abril.

El objetivo del proyecto ADNPYR y del PIRIBUS es sensibilizar y poner en valor la identidad de un territorio de montañas a través de su patrimonio. En un espacio expositivo móvil de 72 metros cuadrados y con un variado programa de actividades dirigidas a todos los públicos, el PIRIBUS mostrará parte del patrimonio pirenaico a través de varios módulos y, además,  recogerá testimonios y puntos de vista de sus habitantes.

En los contenidos y actividades de la exposición se mostrará y trabajará la diversidad cultural, natural, de lenguas o patrimonio de unos territorios diversos y alejados entre sí por las montañas, pero unidos por su historia.

La historia geológica, los paisajes, la biodiversidad y la historia humana son los cuatro módulos temáticos que permitirán explorar al visitante el patrimonio y la identidad del Pirineo a través de dispositivos de visión de 360º, pantallas táctiles y sonoras, y la manipulación de muestras y objetos.

La exposición ha sido concebida con el soporte de 65 entidades de la Red de Educación Pirineos Vivos, las cuales serán las coordinadoras educativas en los programas de actividades de cada etapa.

La exposición Piribus se enmarca dentro del Proyecto POCTEFA ADN PIRINEOS, destinado a la cooperación y valorización del patrimonio pirenaico. Está financiado en un 65% por la Unión Europea a través de los fondos FEDER, y los socios son, además de Navarra a través de la sociedad pública GAN-NIK, la Generalitat de Catalunya, la Fundación Catalunya Pedrera, SEO/BirdLife, Institut d’Estudis Andorrans IEA y LPO Ligue pour la Protection des Oiseaux.