PLAGA DE LA ORUGA DEL BOJ (Cydalima perspectalis)

¿De dónde viene?

La polilla del boj es originaria del Este de Asia, especialmente de las zonas más húmedas de China, Japón y Corea del Sur (quizás también de Corea del Norte).

¿Cómo llegó?

Según las citas existentes llega en 2006 a Alemania, en una partida de plantas de boj infestados procedentes de China. A partir de aquí, la expansión vía terrestre era cuestión de tiempo, al ser abundante la presencia de bojes naturales en Europa.

Tras detectar su presencia en el suroeste de Alemania, apareció posteriormente en Países Bajos, Austria, Suiza, Hungría, Francia, Reino Unido, Italia u otros como Turquía.
A nivel estatal se constató la presencia de la especie en Pontevedra en 2014 (aunque se cree que llegó en 2012). Posteriormente aparece en Asturias, Cantabria, País Vasco, Navarra y Catalunya. Actualmente ya se han producido expansiones a otras regiones como Aragón o Madrid.

¿Cómo actúa?

El daño en los bojes lo causan las orugas, al alimentarse de las especies del género Buxus spp. Se alimentan desde inicios de primavera hasta el otoño, comiendo todas las hojas de boj existentes, pudiendo llegar a defoliar completamente el boj.

Como el boj tiene capacidad de rebrote, la segunda y tercera generación del año, vuelven a tener hojas disponibles para alimentarse, agotando progresivamente las energías de la planta.

Cuando la planta no es capaz de generar suficientes hojas para saciar la voraz hambre de las orugas, estas pueden llegar a mordisquear corteza y ramillos de la planta, causando la muerte de la planta.

Imago (adulto) de Cydalima perspectalis

Pulsa aquí para añadir un texto

¿Dónde está en Navarra?

En noviembre de 2018, ya se detectó la expansión de la especie a toda la Navarra al norte de la línea imaginaria existente entre la Ribera Estellesa y Sangüesa. Es decir, en toda la superficie potencial para el crecimiento del boj en Navarra. Los puntos más calientes de la plaga son Comarca de Pamplona hacía Valle de la Ultzama, Esteribar, Egüés, Aranguren e Ibargoiti. Se espera la expansión de los daños hacia Aoiz, Urraúles, Prepirineo y Pirineo navarro.

¿Cómo detectarla?

Durante los estadios de oruga, estas se esconden entre las hojas, por lo que hay que rebuscar para encontrarlas. Cuando las defoliaciones son ligeras no es fácil observar daños desde lejos, por lo que hay que inspeccionar detalladamente.

Cuando los daños son visibles desde distancia, las defoliaciones ya se han consumado y normalmente quedan unas pocas orugas ya que casi todas han pasado a la fase de pupa.
Los adultos (imagos o polillas), emergen de las pupas y son grandes voladores (recorriendo distancias de más de 5km), moviéndose en grupos o nubes de polillas.

Al ser una especie con fototropismo positivo, son atraídas por las fuentes de luz (focos, farolas, etc.), siendo sencillo encontrar polillas posadas o revoloteando alrededor.

Grupo de imagos de Cydalima perspectalis reposando sobe vegetación

Pulsa aquí para añadir un texto

¿Cómo combatirla?

  1. En fase adulta: Debido a la alta movilidad y cantidad de los adultos (polillas), su erradicación es inviable. Aunque existieran enemigos naturales (murciélagos, pájaros, etc.), no son capaces de ingerir tanta cantidad de adultos en tan poco tiempo.
  2. En fase larvaria (orugas): Diferenciar diferentes casos (particulares, parques y jardines públicos y bojedales naturales).
    • Particulares: Si tiene pocos ejemplares en su propiedad (vivienda, jardín privado) puede considerarse:
      • El control físico/mecánico en ejemplares de boj con presencia de orugas, retirando las larvas manualmente y repitiendo la operación cada 2-3 días.
      • No existen tratamientos preventivos, por lo que los tratamientos de control químico son correctivos y pueden hacerse con: insecticidas de contacto o sistémico autorizados, o con insecticidas por ingestión, en ambos casos, eficaces. Los biopesticidas basados en Bacillus thuringiensis suelen ser la opción preferida para bojes ornamentales por su limitado impacto en el medio ambiente. Si tienen alguna duda pueden ponerse en contacto con nosotros: info@gan-nik.es
    • Espacios públicos (parques y jardines): A fecha de octubre de 2019, los productos fitosanitarios autorizados existentes no son específicos, por lo que la forma de tratar la plaga debe evaluarse bien, pudiendo acompasarse o sustituirse por otras técnicas de control y corrección (trampas feromonales, repelentes, trampas de luz, sustitución de especie, etc.).
    • En bojedales naturales (monte): El control químico no es viable ya que no existe un producto fitosanitario específico autorizado por el Ministerio para la plaga en masas naturales (a diferencia de uso en jardín privado, que sí existe). Esto es debido principalmente al importante impacto ambiental que pudiera generar en otras especies que utilizan los bojedales como refugio, insectos y arácnidos.

Más información en la página web del Gobierno de Navarra.

Pupas de Cydalima perspectalis
Pupas e imego (adulto)
Boj con síntomas de daños
Pinar con sotobosque de boj completamente defoliado (Sierra de Tajonar, septiembre de 2019)