Gestión Ambiental de Navarra (GAN-NIK) participa en la elaboración de 17 planes de emergencia ante el riesgo de inundación en municipios, dentro del proyecto europeo LIFE NAdapta en los que se incluye la implantación de herramientas informáticas para la gestión de dichos planes

El proyecto, desarrollado por el Desarrollo Rural y Medio Ambiente, se enmarca dentro del proyecto europeo LIFE NAdapta, que incluye medidas concretas ante las posibles inundaciones.

La finalidad, no es otra, que avisar y proteger a la población para evitar o minimizar los daños derivados de una inundación y necesita de la aprobación en pleno municipal y de la homologación en la comisión de Protección Civil para comprobar que se integran de manera plena en el Plan Especial de Inundaciones del Gobierno de Navarra. Un equipo de GAN-NIK se encarga de la redacción en Navarra de 17 planes de emergencia concretos ante el riesgo de inundación en municipios, junto con la implantación de herramientas informáticas para la gestión de dichos planes. Estella, Caparroso, Falces y Funes han sido los primeros en aprobar los planes específicos. Tras estos cuatro pueblos, les siguieron Tudela, Arguedas, Buñuel, Lodosa, Lesaka, Etxalar, Bera, Cortes, Azagra, Ochagavía, Leitza, Arruazu y, por último, Tafalla.

El proyecto LIFE NAdapta está liderado por el Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Gobierno de Navarra con la participación de los departamentos de Salud (a través del Instituto Navarro de Salud Pública y Laboral de Navarra), Desarrollo Económico, Derechos Sociales, y sociedades públicas GAN-NIK, INTIA, Nasuvinsa-Lursarea, y NILSA, así como la Universidad Pública de Navarra.