Aprobado un proyecto de Ley Foral para regular las actividades con incidencia ambiental

Su objetivo es prevenir y reducir impactos en el medio ambiente, y sustituirá a la anterior ley, que data de 2005

El Gobierno de Navarra ha aprobado, en su sesión de hoy, un proyecto de ley foral reguladora de actividades con incidencia ambiental, para prevenir y reducir impactos en el medio ambiente.

El texto establece los controles administrativos ambientales previos a la instalación y puesta en marcha de las instalaciones, proyectos y actividades que puedan producir molestias, alterar las condiciones del medio ambiente o producir riesgo de afecciones para el mismo.

La nueva norma sustituirá a la hasta ahora vigente Ley Foral de Intervención para la Protección Ambiental (conocida como LFIPA) de 2005, una norma que precisaba una actualización para adaptarla al nuevo marco jurídico europeo y estatal, más exigente con la protección de las personas y del planeta, y también a las nuevas actividades económicas y a sus posibles nuevos impactos en el medio ambiente.

En la rueda de prensa posterior a la sesión de Gobierno, la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha subrayado este aspecto, señalando que “quince años después, era necesario reconfigurar el sistema de autorizaciones ambientales en Navarra para hacerlo ágil y facilitador de los procedimientos, en un momento en el que consideramos además prioritario reforzar las exigencias con el medio ambiente”.

Tras la aprobación del proyecto, el texto será enviado al Parlamento de Navarra para su debate y, en su caso, aprobación.

El objeto del proyecto de ley es prevenir y reducir la contaminación y el impacto ambiental sobre la atmósfera, el agua, el suelo, el paisaje y el medio natural de determinadas actividades, públicas o privadas, como medio de alcanzar la máxima protección posible del medio ambiente en su conjunto. Según el texto aprobado hoy, los principios de “prevención, de precaución o cautela, de quien contamina paga y de economía circular” son los que deben inspirar la intervención ambiental de las Administraciones Públicas de Navarra, así como los principios de “reparación o corrección de los impactos ambientales, preferentemente en la fuente misma, y de participación”.

Más agilidad y eficacia, y nueva autorización ambiental unificada

Partiendo del objetivo de ganar en eficacia y agilidad en las tramitaciones, el proyecto de ley elimina duplicidades en los procedimientos y establece su trámite de la manera más sencilla posible.

En lo que respecta a las entidades locales donde se desarrollan estas actividades, el proyecto simplifica el trabajo de trámite y gestión, estableciendo que los municipios solo otorgarán la correspondiente licencia de actividad clasificada para aquéllas que no requieran algún tipo de informe previo del Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente. En el caso de las actividades que requieran de esa intervención, será el propio Departamento el que conceda la autorización necesaria (nueva autorización ambiental unificada) y lleve a cabo su seguimiento y control.

El proyecto busca también garantizar el ejercicio del control y seguimiento necesarios para el cumplimiento de la normativa vigente, así como asegurar la corresponsabilidad de la ciudadanía y las empresas, de manera compartida con las Administraciones, que deben conceder las autorizaciones y/o licencias en los plazos establecidos.

Además, cabe indicar que el texto se ha elaborado bajo estas premisas generales, y en su redacción se han recogido las aportaciones y sugerencias de los sectores sociales implicados, así como de los diversos departamentos de la Administración de la Comunidad Foral.

Proyectos y actividades con riesgo de afección ambiental

El ámbito de aplicación del proyecto se concreta en el apartado de anexos, donde el texto determina qué proyectos, instalaciones, actuaciones y actividades deberán solicitar, bien autorización ambiental unificada, o bien licencia municipal de actividad clasificada, en determinados grupos de actividad.

En concreto, estos grupos de actividad son: instalaciones de combustión / energéticas, producción y transformación de metales, industrias minerales, industria química, gestión de residuos, industria del papel, el cartón y derivada de la madera, industria textil y del calzado, industria del cuero, industrias agroalimentarias, explotaciones ganaderas, consumo de disolventes orgánicos, industria de la conservación de la madera, tratamiento de aguas residuales, captura de CO2, artes gráficas, instalaciones de almacenamiento y actividades comerciales y servicios.

Nafarroako Gobernuak, gaurko bilkuran, ingurumenean eragina duten jarduerak arautzen dituen foru lege proiektu bat onartu du, ingurumenean eraginak prebenitzeko eta gutxitzeko.

Instalazioak edo eragozpenak sor ditzaketen proiektuak eta jarduerak edo ingurumenaren baldintzak alda ditzaketenak edota ingurumenerako arriskuak eragin ditzaketenak abian jarri aurretik ingurumen-arloan zer-nolako administrazio-kontrolak egin behar diren esaten da testuan.

Ara berriak Ingurumena Babesteko Eskuartzearen gaineko 2005eko Foru Legea (LFIPA bezala ezagutzen dena) ordezkatuko du, orain arte indarrean zena. Arau hori eguneratu beharra zegoen Europako eta estatuko esparru juridiko berrira eta jarduera ekonomiko berrietara eta horiek ingurumenean izan ditzaketen inpaktu berrietara egokitzeko. Egungo esparru juridikoa zorrotzagoa da pertsonak eta planeta babestearen inguruan.

Gobernu-bilkuraren ondorengo prentsaurrekoan, Landa Garapeneko eta Ingurumeneko kontseilaria den Itziar Gomezek honela adierazi du: “hamabost urte beranduago, ezinbestekoa zen Nafarroan ingurumen-arloko baimen-sistema berreratzea, prozedurak azkartzeko eta errazteko, ingurumenaren gaineko eskakizunak indartzea lehentasunezkoa den garai honetan”.

Proiektua onartu ondoren, testua Nafarroako Parlamentura bidaliko da, han eztabaidatu, eta, hala behar izanez gero, onartu dezaten.

Lege-proiektuaren xedea da jarduera publiko edo pribatu jakin batzuek atmosfera, ura, lurzorua, paisaia eta baliabide naturalaren gainean egin dezaketen ingurumen-inpaktua eta kutsadura prebenitzea eta murriztea, ingurumena oro har ahalik eta gehien babestea lortzearren. Gaur onartutako testuaren arabera, “prebentzio, ardura edo arretaren printzipioak edo kutsatzen duenak ordaintzen du eta ekonomia zirkularraren gaineko printzipioak” Nafarroako Administrazio Publikoen ingurumen-arloko jardueraren inspirazio-iturri izan behar dute, eta, horiek bezala, baita “ingurumen-inpaktuak bereziki iturburuan bertan konpontzeko edo zuzentzeko, eta parte hartzeko printzipioak” ere.

Arintasun eta eraginkortasun handiagoa eta ingurumen-arloko baimen bateratu berria

Izapideak azkarragoak eta eraginkorragoak izan daitezen, lege-proiektuak prozeduren gaineko bikoiztasunak kendu ditu, ahalik eta errazen egite aldera.

Jarduera horiek garatzen dituzten toki-erakundeei dagokienean, proiektuak izapide eta kudeaketa lanak sinplifikatu ditu; era horretan, udalerriek dagokion jarduera-lizentzia sailkatua bakarrik emango dute Landa Garapeneko eta Ingurumeneko Departamentuaren aldez aurretiko txostenik behar ez dutenen kasuan. Esku-hartze hori behar duten jarduerei dagokienez, Departamentuak berak beharrezko baimena (ingurumen-arloko baimen bateratu berria) emateaz gain, segimendua eta kontrola ere egingo ditu.

Halaber, proiektuaren helburua da indarrean den araudia betetzeko beharrezko kontrola eta segimendua bermatzea edota herritarren eta enpresen erantzunkidetasuna ziurtatzea, Administrazioekin batera partekatuaz; azken horiek baimenak eta/edo lizentziak eman beharko dituzte ezarritako epeen barruan.

Horrez gain, adierazi behar da testua premisa orokor horiek kontuan hartuta burutu dela, eta idazterakoan inplikaturiko sektore sozialen nahiz Foru Komunitateko Administrazioko departamentu ezberdinen ekarpenak eta iradokizunak jaso dira.

Ingurumenean eragiteko arriskua duten proiektuak eta jarduerak

Proiektuaren aplikazio-eremua eranskinen atalean zehazten da; hau da, testuan esaten da zein proiektuk, instalaziok eta jarduerak eskatu beharko duten ingurumen-arloko baimen bateratua edota jarduera sailkatuaren udal-lizentzia, jarduera-talde jakin batzuetan.

Zehazki, jarduera-taldeak honako hauek dira: erregai-instalazioak / instalazio energetikoak; metalen ekoizpena eta eraldaketa; industria mineralak; industria kimikoa; hondakinen kudeaketa; paperaren, kartoiaren eta zuretik eratorritakoaren industria; ehunkien eta oinetakoen industria; larruaren industria; nekazaritzako elikagaien industriak; abeltzaintza-ustiapenak; disolbatzaile organikoen kontsumoa; zura kontserbatzeko industria; hondakin-uren tratamendua; CO2ren harrapaketa; arte grafikoak; biltegiratzeko instalazioak; eta jarduera komertzialak eta zerbitzuak.