Voluntariado y educación ambiental

En julio de 2018 se pone en marcha el Punto de Información y Coordinación de Voluntariado Ambiental, promovido por la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra, con el objetivo de fomentar la participación activa, libre, solidaria, altruista y responsable de la ciudadanía para el cuidado y disfrute del me­dio ambiente como lo define la Ley de Voluntariado de Navarra del año 1998.

Te ofrecemos

Voluntariado ambiental

Campo de voluntariado del Camino de Santiago

El Camino de Santiago es una de las rutas de peregrinación más conocidas en el mundo. Cada año más personas se deciden a recorrerlo movidas por muy dife­rentes razones (religiosas, espirituales, culturales, deportivas, etc.).

Esta experiencia individual y colectiva de unión entre culturas tiene su lado negativo en el impacto ambiental que provocan las personas que lo recorren, impac­to cada vez mayor debido al fenómeno de la masificación. Al peregrinar, es necesa­rio ser conscientes de que el Camino discurre en espacios naturales que se tienen que recorrer con la idea y la sensibilidad de dejar la menor huella posible a nuestro paso

Con el fin de identificar el mencionado impacto ambiental y contrastar so­bre el terreno un modelo de campo de voluntariado que ayude a fomentar un uso sostenible del Camino de Santiago, durante el mes de agosto (del 5 al 18 de agosto de 2019) se llevó a cabo un campo de voluntariado dividido en dos tandas. Este cam­po partió de un diseño que se realizó en 2018 cuya viabilidad testó sobre el terreno. Las conclusiones se recogieron en un documento de buenas prácticas a disposición de las entidades que quieran promover un voluntariado ambiental en el Camino de Santiago.

Voluntariado ambiental inclusivo

El voluntariado ambiental inclusivo promueve y facilita la participación solidaria de la ciudadanía en actuaciones de volunta­riado ambiental integrando medidas para que dicha participación sea de acceso universal, velando por responder satisfactoriamente a las necesidades de las personas con discapaci­dades físicas, psíquicas y sensoriales y favore­ciendo el derecho y el deber de todas las per­sonas a cuidar y disfrutar del medio ambiente.

En 2019, junto con CERMIN y entidades del ámbito de la discapacidad se ha puesto en marcha un grupo de trabajo para integrar la mirada inclusiva en las accio­nes de voluntariado ambiental.

Este trabajo y otras propuestas se presentaron en la I Jornada de Voluntaria­do Ambiental Inclusivo celebrada el 28 de noviembre.

En 2020 el grupo de trabajo tiene como objetivo el diseño de herramientas pedagógicas que faciliten la incorporación de la perspectiva inclusiva en las acciones de voluntariado ambiental.

Acción voluntaria en las inundaciones

La imprevista y repentina avenida del río Cidacos en Navarra debido a las intensas precipitaciones registradas durante la tarde del lunes día 8 de julio, provocó graves daños en Tafalla, Olite y Pueyo que se vieron inundados, así como en otros 10 municipios más.

Como resultado de este desastre natural la solidaridad informal de numero­sas personas voluntarias ayudó a la recuperación de los pueblos afectados.

Desde el Punto de Información y Coordinación del Voluntariado se ha coor­dinado la realización de un diagnóstico sobre la acción voluntaria surgida en Tafalla y otras localidades, con el objetivo de conocer cómo se realizó, poniendo en valor los aciertos, identificando aspectos a mejorar y definiendo propuestas referidas a la acción voluntaria que puedan ser integradas como anejo en los planes de autopro­tección frente a inundaciones en entidades locales.

Voluntariado corporativo

El voluntariado ambiental se ha convertido en una importante herramienta de educación ambiental en el mundo de la empresa.

Desde el Punto de Información y Coordinación del Voluntariado Ambiental se colabora con empresas en el desarro­llo de jornadas de voluntariado ambiental desde el convencimiento de que son un agente clave de la conservación del territorio y todo lo relacionado con él.

Educación ambiental para la sostenibilidad

“Un Mundo en Común: las bibliotecas navarras y la agenda 2030”

Como centros de recogida, acceso y difusión de la información, como plata­formas de sensibilización y transformación social y como ejes vertebradores de un territorio, las bibliotecas juegan un papel destacado en dar a conocer a la población el contenido de la Agenda.

Colaboramos con la Red de Bibliotecas de Navarra en la campaña “Un Mundo en Común: las bibliotecas navarras y la Agen­da 2030” ofreciendo charlas, cuentacuentos, organizando paseos guiados que han acercado a la ciudadanía de diferentes localidades los principales retos ambientales y apoyando la dinamización de clubes de lectura con temática ambiental.

Caminos del agua

Desarrollado en Lodosa, Buñuel y Villafranca, «Caminos del aguaes un pro­yecto de mapeo social en el que, a partir de los saberes y experiencias cotidianas, las personas que participan diseñan un recorrido por la localidad que refleja e ilustra la relación de la población y el medio ambiente local. El resultado es un itinerario, una herramienta saludable, cultural y ambiental que ofrece una manera diferente de conocer la realidad del territorio.

El objetivo de la iniciativa es reforzar el vínculo de la población con su territorio y mejorar la implicación de la ciudadanía en el cuidado del entorno. Además del interés ambiental del proyecto, su vocación transversal incorpora asimismo diferentes iniciativas puestas en marcha por el Gobierno de Navarra, como la Estrategia de Envejecimiento Activo (las personas mayores son al mismo tiempo diseñadoras y público de los itinerarios), el impulso al turismo rural y también el enfoque de igualdad, puesto que se incide de forma especial en la recuperación de la memoria rural de las mujeres.

Música por el medio ambiente

“Música por el Medio Ambiente” es un proyecto de educación ambiental diri­gido a la población más joven que pretende sensibilizar sobre los retos ambientales a través de la creación artística, en este caso la musical.

Los centros educativos participantes reciben formación en educación ambiental y tienen acceso a un banco de contenidos en diferentes idiomas. Tras recibir esta capaci­tación se les propone escribir la letra de una canción con temática ambiental. Tras una se­lección de letras, grupos musicales semipro­fesionales componen una melodía, la graban y la interpretan en un festival.

Canciones por el medio ambiente: