Pasar al contenido principal
LIFE EBRO RESILIENCE P1
Total del proyecto: 13.310.350 €
Presupuesto GAN-NIK: 659.620 €
Financiación FEDER: 54,99% Unión Europea
Periodo de Ejecución: 2021-2027

EBRO RESILIENCE P1

ESTRATEGIA EBRO RESILIENCE P1: GESTIÓN DEL RIESGO DE INUNDACIÓN MEDIANTE INFRAESTRUCTURAS VERDES Y MEDIDAS DE ADAPTACIÓN.

https://lifeebroresilience.com/

El proyecto LIFE Ebro Resilience P1 (LIFE20 ENV/ES/00327) ha sido aprobado por la Comisión Europea en la convocatoria LIFE 2020. El beneficiario coordinador es Tragsatec y los beneficiarios asociados son: Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE), Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Instituto Aragonés del Agua (IAA), Gestión Ambiental de Navarra, S.A. (GAN-NIK) -bajo la dirección técnica del Departamento de Medio Ambiente de Gobierno de Navarra-, Consejería de Sostenibilidad y Transición Ecológica del Gobierno de la Rioja y Tragsa. Este proyecto cuenta con la contribución del Programa LIFE de la Unión Europea y del MITECO.

El OBJETIVO PRINCIPAL DEL PROYECTO EBRO RESILIENCE P1: es aumentar la resiliencia y contribuir a la prevención del riesgo de inundaciones en el tramo medio del río Ebro, reduciendo los daños causados por éstas, mejorando el estado ecológico y la biodiversidad local.

 

Para llevar a cabo este objetivo, se desarrollarán una serie de obras en las comunidades autónomas de La Rioja, Navarra y Aragón para incrementar la resiliencia a las inundaciones que sufren habitualmente estos territorios y que acaban causando graves daños económicos y ambientales. El proyecto abarca una zona de 324 Km de longitud, en la que se encuentran 54 municipios de tres comunidades autónomas (La Rioja, Navarra y Aragón), con una población de 1.032.556 habitantes El proyecto incluye actuaciones en diversas zonas la Red Natura que buscan mejorar la biodiversidad mediante la creación de hábitats adecuados para 3 especies amenazadas: visón europeo (Mustela lutreola) y náyades fluviales ó almejas de río (Margaritifera Auricularia y Potomida littoralis).

Implantar un enfoque de RESILIENCIA en el sistema es esencial para minimizar las pérdidas económicas, preservar los valores ambientales, mantener la población en el territorio y lograr una adaptación a los efectos del cambio climático. Las problemáticas en el tramo medio del Ebro (TME) en cuanto a la gestión del riesgo de inundación y el deterioro de los ecosistemas fluviales son variadas, pero pueden agruparse en pocas tipologías.

Se han diseñado medidas de retención de agua basadas en la naturaleza (NWRM) que mejoren la resiliencia al riesgo de inundaciones al tiempo que se mejora el estatus ecológico tanto de la flora como de la fauna autóctona, y también se propone implementar zonas de amortiguación para flujos laterales (ZAFL). Concretamente este proyecto propone la implementación de una propuesta demostrativa y una propuesta piloto que desarrollan parte de estas medidas en dos zonas concretas del tramo medio del Ebro:

  • (Zona 1 Demo) tramo situado entre las localidades de Alfaro (La Rioja) y Castejón (Navarra) (implementando NWRM);
  • (Zona 2 Piloto) tramo situado entre Fuentes de Ebro- Osera de Ebro (Aragón) (implementando ZAFL).

Para ello está previsto involucrar a la población local a través de campañas de participación y capacitación con actores locales y regionales, además se utilizará una metodología innovadora de co-creación con los actores implicados; resultando una estrategia holística para la prevención del riesgo de inundaciones.

 

OBJETIVOS ESPECIFICOS

  1. Aumentar la resiliencia ante el riesgo de inundación del territorio de intervención en un 60% (850 ha). Se aplicarán medidas de retención de agua natural (NWRM) en una acción demostrativa y con medidas de adaptación para una zona con agricultura intensiva. Se optimizará el funcionamiento de 5,8 km de defensas fluviales, y se eliminarán 1,8 km, recuperándose el 14% de las llanuras aluviales (60 ha).
  2. Mejorar el estado ecológico del río Ebro en las zonas de intervención. Se recuperarán 60 ha de hábitats fluviales de calidad y 20 ha de bosques de ribera, siguiendo los planes de gestión de los espacios Natura 2000.
  3. Implicar a la población local en el proyecto y en la gestión del riesgo de inundación individual y colectiva (22.873 habitantes de la zona de actuación). Se llevarán a cabo acciones de participación y fortalecimiento de capacidades sociales dirigidas a las partes interesadas y al público en general. Se pondrán en marcha grupos de cocreación con las partes interesadas.
  4. Mejorar la biodiversidad mediante la creación de hábitats adecuados para 3 especies amenazadas: visón europeo (Mustela lutreola) y náyades fluviales ó almejas de río (Margaritifera Auricularia y Potomida littoralis). Se eliminarán 2 ha de especies vegetales exóticas.
  5. Utilizar las acciones del proyecto como referencia para la puesta en marcha de intervenciones similares en otras zonas del tramo medio del Ebro. El potencial adicional es de 307 km de río, 56 municipios, 21 actores colectivos y 1 millón de habitantes. En línea con las medidas contempladas en el Plan de gestión del riesgo de inundación de la demarcación hidrográfica del Ebro (PGRI).
  6. Establecer una estrategia de replicación y transferencia para ser utilizada a nivel nacional y europeo por otras cuencas hidrográficas con problemas similares en coordinación con autoridades competentes.

 

LIFE EBRO RESILIENCE P1 es parte de un proyecto mucho mayor, la Estrategia Ebro Resilience en el tramo medio del río Ebro, que viene desarrollándose desde 2017 aunque está aprobada formalmente en 2020, y cuyo objetivo es la implementación del Plan de Gestión del Riesgo de Inundación del Ebro (PGRI).

La implantación de las medidas contempladas en LIFE EBRO RESILIENCE P1 contribuirá a la prevención, protección, preparación y recuperación ante inundaciones, así como a la mejora de los ecosistemas fluviales en los que se llevarán a cabo las actuaciones. La visión a futuro es conseguir un tramo medio del Ebro en el que las actividades económicas y los núcleos de población convivan con un río Ebro en buen estado, sin que las inevitables crecidas produzcan daños significativos.